Upcoming Events View All
28
KC Ladies Auxiliary Council 7198 BUNCO BASH

Sunday, 04/28/2024 at 1:00 PM

28
Organ concert with David Sinden

Sunday, 04/28/2024 at 3:00 PM

4
From the Heart Rummage Sale

Saturday, 05/04/2024 at 9:00 AM - 11:00 AM

4
La Festa

Saturday, 05/04/2024 at 11:00 AM - 7:00 PM

5
May procession

Sunday, 05/05/2024 at 1:00 PM

5
International Bereaved Mothers' Gathering

Sunday, 05/05/2024 at 2:00 PM - 4:00 PM

8
Made for More Speaker Series

Wednesday, 05/08/2024 at 7:00 PM - 8:00 PM

13
Bingo Fun Night at Chicken N Pickle to benefit The Care Service

Monday, 05/13/2024 at 6:00 PM - 8:00 PM

SIRVAN AL SEÑOR CON ALEGRÍA | Dar a conocer a los que nos rodean el misterio de nuestra nueva vida en Cristo

Para ser testigos eficaces, la invitación debe estar enraizada en nuestra propia experiencia

Queridas hermanas y hermanos en Cristo:

Considera la siguiente cita:

“Para que el sacramento de la pasión del Señor (la Eucaristía) produzca su efecto en nosotros, debemos imitar lo que recibimos y proclamar a la humanidad lo que reverenciamos. El clamor del Señor encuentra un escondite en nosotros si nuestros labios no hablan de esto, aunque nuestros corazones crean en eso. Para que su grito no se oculte en nosotros, nos queda a todos, cada uno en su medida, dar a conocer a los que nos rodean el misterio de nuestra nueva vida en Cristo”.

Parece que esas palabras podrían haber sido escritas la semana pasada, con su enfoque en la Eucaristía y la evangelización. ¡La verdad es que fueron escritas a finales de los años 500 por San Gregorio Magno!

Aquí hay dos puntos que surgen en las lecturas de esta semana que pueden ayudarnos a “dar a conocer a los que nos rodean el misterio de nuestra nueva vida en Cristo”.

La primera es proporcionada por el episodio de la curación de Naamán el sirio, que tenía lepra. Se ofendió cuando Eliseo le dijo que se lavara en el río Jordán, pensando: “¿Qué tiene de especial este lugar? ¿No podría haberme lavado en los ríos de mi país de origen?”

Sin embargo, cuando fue sanado, se dio cuenta de que hay algo especial en este lugar, algo que lo hace diferente de cualquier otro lugar.

Podemos aplicar ese mismo tipo de pensamiento a la Eucaristía. La gente pregunta: “¿No puedo rezar en ninguna otra parte?” Nuestra respuesta es: “Sí, pero”. ¡Sí, puedes orar en cualquier lugar! Pero hay algo especial en rezar antes de la Eucaristía, algo que la hace diferente de cualquier otro lugar.

En lugar de regañar a las personas que no se dan cuenta de eso (sí, tal vez deberían saberlo mejor, pero como método de proclamación, ¡regañar no da muy buenos frutos!), podemos darle a la gente la invitación de Eliseo. Pero aquí está la clave: ¡para ser efectiva, esa invitación tiene que estar arraigada en nuestra propia experiencia! Entonces podemos decir, con plena convicción: “Claro, puedes orar en cualquier lugar y en todas partes. Sí. Pero hay algo diferente al orar antes de la Eucaristía. ¿Por qué no vienes y lo descubres por ti mismo?” Ese tipo de invitación es una forma de “dar a conocer a los que nos rodean el misterio de nuestra nueva vida en Cristo”.

La segunda es una reflexión sobre la palabra “como”.

Esta semana escuchamos a Jesús contar la parábola del siervo que no perdona, con este punto: “¿No debiste haber tenido piedad de tu consiervo como yo tuve compasión de ti?”

Rezamos la misma palabra clave en el Padre Nuestro: “Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.

Así que solo tengo una pregunta: ¿Qué pasaría si otras personas hablaran de nosotros como nosotros hablamos de ellos? ¿Cómo nos gustaría?

La forma en que hablamos los unos de los otros, incluso en desacuerdo, da forma al entorno relacional en el que vivimos. ¡Y me temo que creamos mucha contaminación relacional! También tiene un efecto espiritual real en otras personas: las levanta o las derriba. Podríamos hacer un mejor trabajo siendo encargados de esos efectos espirituales.

La forma en que hablamos de los demás, hablando de ellos con caridad y dignidad, incluso cuando no estamos de acuerdo con ellos, es otra forma de “dar a conocer a los que nos rodean el misterio de nuestra nueva vida en Cristo”.

From the Archive Module

SIRVAN AL SEOR CON ALEGRA Dar a conocer a los que nos rodean el misterio de nuestra nueva vida en Cristo 9414

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos