Upcoming Events View All
1
Birthright 23rd Annual Run for Life and Learning

Saturday, 06/01/2024 at 7:30 AM

1
Eucharistic Procession

Saturday, 06/01/2024 at 10:30 AM - 1:00 PM

1
SSJJ All Class Reunion

Saturday, 06/01/2024 at 3:00 PM - 10:00 PM

3
Rosary Concert

Monday, 06/03/2024 at 3:00 PM - 4:00 PM

7
Solemnity of the Most Sacred Heart Celebration

Friday, 06/07/2024 at 4:00 PM - 8:30 PM

7
Trivia Night

Friday, 06/07/2024 at 6:15 PM

8
ITEST Webinar - Abortion Pill Reversal: Truth or Fiction?

Saturday, 06/08/2024 at 9:00 AM - 11:00 AM

13
20
Evening Fiat Women's Gathering

Thursday, 06/20/2024 at 7:00 PM

24
21st Annual Charity Golf Tournament for Our Lady's Inn

Monday, 06/24/2024 at 11:00 AM - 6:30 PM

SIRVAN AL SEÑOR CON ALEGRÍA | Necesitamos reconocer y elegir seguir la voz de Jesús

Cuanto más escuchemos a Jesús, más podremos compartir la riqueza de su voz con los demás

Queridas hermanas y hermanos en Cristo:

Las ovejas lo siguen porque reconocen su voz. (Juan 10:4.)

A lo largo de esta semana hemos repetido varias referencias a la palabra de Dios: escuchar la palabra, seguir la palabra, predicar la palabra.

A menudo damos por desapercibido esa noción: “la palabra”. ¡Pero no deberíamos! Nos ofrece una visión crucial de lo que significa el discipulado y lo que requiere la evangelización.

Pensemos en esto por un momento: ¿Qué voces escuchamos? Son muchas las voces que nos hablan y en nosotros: los medios de comunicación, la publicidad y los “influencers”; amigos y familiares; la conciencia y el ego; el enemigo de la naturaleza humana; y el Espíritu Santo.

La pregunta crucial es: ¿A cuál de esas voces seguimos?

Jesús escuchó muchas voces: los amigos, la cultura, la ley y los profetas, Satanás. Pero en medio de todas las voces que competían, Él reconoció y eligió seguir la voz del Padre. Del mismo modo, en medio de todas las voces que escuchamos, debemos reconocer y elegir seguir la voz de Jesús. ¿Cómo reconocemos Su voz?

En términos de escucha humana, sabemos cómo suena la voz de nuestra madre o padre. Conocemos la voz de un querido amigo. Conocemos la voz de nuestro hijo. Y lo que estamos escuchando no son solo las palabras que dicen, sino su tono, su lenguaje corporal y sus expresiones faciales mientras hablan. Todas esas cosas nos transmiten el significado de sus palabras. (Tal vez eso ayude a explicar cómo María Magdalena reconoció a Jesús resucitado, en el Evangelio de Juan, cuando Él simplemente la llamó por su nombre. ¡Conocía esa voz!)

La escucha espiritual es aún más rica que la escucha humana. Pero, debido a que es más rico, también requiere más atención.

Así, por ejemplo, podemos pensar que nuestro sentido de determinación está arraigado en escuchar a Jesús. Pero ¿es determinación con paciencia o determinación con impaciencia? Podemos pensar que nuestro trabajo de servicio proviene de escuchar a Jesús. Pero ¿es servicio con resentimiento o servicio con alegría? ¿Es un servicio que espera alabanzas o un servicio que se contenta con un don puro de sí mismo? Podemos pensar que nuestro arduo trabajo proviene de escuchar a Jesús. Pero ¿nuestro arduo trabajo se hace solo o con Dios? ¿Da lugar a una sensación de aislamiento para nosotros mismos y para los demás, o une a las personas?

Providencialmente, celebramos la fiesta de San Marcos esta semana (25 de abril). ¿No es interesante que la Iglesia haya mantenido el Evangelio cuádruple a través de los siglos? Podríamos haber armonizado todos los Evangelios en una sola narración. ¡Algunos lo intentaron! Pero la Iglesia ha sostenido que hay algo importante en tener los diferentes Evangelios. Dicen una sola verdad general. Pero cada uno capta algo esencial acerca de la voz de Jesús. Tenemos que aprender a escuchar la calidad de Su voz a través de ellos.

No dudamos en asistir a un concierto de dos horas, una película o un partido deportivo. Háste un favor: tómate dos horas y lee, escucha o ve una representación dramática del Evangelio de Marcos en su totalidad. Te ayudará a escuchar más ricamente la voz de Jesús y, por lo tanto, a reconocerla más fácilmente. Y cuanto más profundamente aprendemos a reconocer la voz de Jesús, más podremos compartir toda su riqueza con los demás.

From the Archive Module

SIRVAN AL SEOR CON ALEGRA 9542

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos