Upcoming Events View All
26
Speaker Jason Evert - for teens and parents

Thursday, 05/26/2022 at 6:30 PM - 8:30 PM

30
Mass at St. Patrick (Armagh) Old Rock Church

Monday, 05/30/2022 at 10:30 AM - 4:00 PM

3
Reflect retreat for mid-life singles

Friday, 06/03/2022 at 5:30 PM -
Sunday, 06/05/2022 at 3:30 PM

3
Holy Hour for priestly and religious vocations

Friday, 06/03/2022 at 7:00 PM - 8:00 PM

7
Joyful & Alive Conversation

Tuesday, 06/07/2022 at 7:00 PM - 8:00 PM

10
Gabriel's Retreat-A Retreat for those Expecting the Unexpected

Friday, 06/10/2022 at 6:00 PM -
Sunday, 06/12/2022 at 6:00 PM

10
Catholic Engaged Encounter

Friday, 06/10/2022 at 8:00 PM -
Sunday, 06/12/2022 at 5:00 PM

SIRVAN AL SEÑOR CON ALEGRÍA | La verdadera humildad es reconocer la fuente de nuestros dones y ponerlos en práctica

El orgullo y la falsa humildad están opuestos a la noción de humildad, como lo ilustraron Jesús y otros

Queridas hermanas y hermanos en Cristo:

Muchos elementos de las lecturas de esta semana, y muchos elementos de la vida Cristiana, convergen en la noción de humildad. De manera que es importante comprender lo que significa la humildad, y lo que no significa.

La mayoría de las personas saben que la humildad es contraria al orgullo; pocos se dan cuenta que también es opuesta a la falsa humildad, y lo que eso significa para ser un discípulo de Jesús.

El orgullo afirma que los talentos que tenemos vienen de nosotros mismos; la humildad sabe que los recibimos como dones de Dios. La falsa humildad afirma que no tenemos cualquier don en lo absoluto, la verdadera humildad sabe que se nos han dado ciertos dones, y los ponemos en práctica al servicio de Dios y del prójimo. Alguien lleno de orgullo se hace pomposo, los dones están ahí, pero todos sufren por cómo se llevan esos dones. Alguien lleno de falsa humildad niega la existencia de sus dones, los dones están ahí, pero todos sufren porque no son puestos en práctica.

El 25 de abril celebramos la fiesta de San Marcos, y él es un buen ejemplo de humildad. Él fue compañero de San Pablo y San Bernabé en los primeros viajes misioneros de la Iglesia. Él era un discípulo de San Pedro en Roma en los inicios de la Iglesia — la tradición nos dice que el Evangelio de San Marcos se fundamentó en las prédicas de Pedro en Roma. San Marcos no estaba lleno de orgullo por causa de su posición en los inicios de la Iglesia, y no escondió sus dones en falsa humildad. Mas bien, los perfeccionó y le permitió a Dios ponerlos en práctica. Entonces sus dones se transformaron en un don para la Iglesia en su Evangelio cargado de acción.

En ese sentido Jesús también es un gran ejemplo de humildad. Todo lo que tiene Jesús lo recibió del Padre. ¡Jesús lo confiesa constantemente! Y pone todo lo que tiene al servicio de los demás — todos Sus dones, Su vida misma. No hay orgullo en Jesús — como si Él mismo fuera la fuente de los dones. Tampoco hay falsa humildad en Jesús, como si no tuviera los dones. Jesús constantemente da gracias al Padre por Sus dones, y constante y completamente los pone a trabajar para nuestra salvación. Sus dones se vuelven un don para nosotros.

En Hechos de los Apóstoles, capítulo 4, oiremos acerca de la vida de la Iglesia en sus inicios. Los miembros de la comunidad pusieron todas sus posesiones al servicio de la Iglesia: “Ninguno de ellos decía que lo que tenía era sólo suyo”. Por ejemplo, Bernabé “vendió un terreno de su propiedad, y luego tomó el dinero y lo puso a disposición de los apóstoles”.

Es fácil para nosotros aplicar esta lección del dinero, ¿qué tal si la aplicamos también a nuestros talentos y carismas? Nuestros talentos y carismas son dones de Dios para nosotros. Sin embargo, no son sólo dones de Dios para nosotros. Son también un don que Dios le da a los demás a través de nosotros. De tal forma es importante que los mantengamos con la actitud correcta — con humildad — no reclamándolos como nuestros, y no escondiéndolos, sino más bien poniéndolos a trabajar para construir el reino de Dios. Nuestros dones también están destinados a ser un don para la Iglesia.

Que todos nos revistamos de humildad que nos ayude a reconocer nuestros dones y a ponerlos en uso.

From the Archive Module

SIRVAN AL SEOR CON ALEGRA La verdadera humildad es reconocer la fuente de nuestros dones y ponerlos en prctica 7523

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos