Upcoming Events View All
8
9
St. Anne Parish Picnic

Sunday, 06/09/2019 at 11:00 AM - 5:00 PM

13
Forming Men for Christ

Thursday, 06/13/2019 at 6:30 AM - 7:45 AM

20
Fiat Women's Group

Thursday, 06/20/2019 at 8:00 AM - 9:00 AM

30
Lives of Service, Lives of Joy!

Sunday, 06/30/2019 at 4:00 PM - 7:00 PM

15
Fiat Women's Group Morning of Recollection

Thursday, 08/15/2019 at 8:00 AM - 12:00 PM

FRENTE A LA CRUZ | Permitan que la gracia de la Navidad permanezca con ustedes más de un día

Respondamos al regalo de la Navidad profundizando nuestra fe, amor y obediencia

Las lecturas de esta semana tienen un patrón consistente: Dios hace una promesa, y Dios la cumple. Las promesas fueron hechas a través de los profetas — Dios da su palabra. El seguimiento de la promesa lo vemos en la historia — las acciones de Dios confirman su palabra.

Y nosotros, ¿cumplimos nuestras promesas?

El día después de la Navidad, la Iglesia celebra la fiesta de san Esteban, el primer mártir. Esteban recibió la gracia de Dios, y vivió de acuerdo a ella dando testimonio con su vida. El día siguiente, la Iglesia celebra la fiesta de San Juan, apóstol y evangelista. Él también recibió la gracia de Dios y vivió de acuerdo a ella, dando testimonio de su relación con Jesús el resto de su vida.

En esta secuencia de los días de fiesta la Iglesia nos plantea una pregunta. En el día de Navidad experimentamos el amor de Dios. ¿Nosotros hacemos todo lo posible con ese regalo — lo recibimos con gratitud, y respondemos con nuestras vidas — o no?

El padre Raniero Cantalamessa ha sido el predicador de la casa papal desde 1980. En otras palabras, cuando el Papa quiere oír una buena homilía, le pide al padre Cantalamessa que predique. El padre Cantalamessa, citando a un místico de los años 1300, habla de un bote anclado en la playa. La marea sube, y el agua levanta el bote. Luego, cuando la marea baja, el bote simplemente se hunde otra vez en la arena donde estaba antes.

Nuestra Navidad podría ser como eso. El amor de Dios nos eleva por un día, y después que pasa nada cambia. Así es como nuestra cultura trata la Navidad: El día después, se pasa a la próxima cosa. ¿No lo haríamos mejor — si viviéramos de acuerdo al regalo de la Navidad, permitiendo que su gracia nos dure más que un solo día?

El sábado 29 de diciembre — el quinto día de Navidad — la lectura de la primera carta de san Juan dice: “La manera en la que podemos estar seguros de que conocemos a Jesús es cumplir sus mandamientos. El que dice ‘yo lo conozco’ pero no cumple sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en él.” (1 Juan 2:3-4)

En otras palabras, cuando proclamamos nuestra fe con palabras, necesitamos demostrarla con obras.

De la misma manera, nosotros no podríamos sencillamente celebrar el día de Navidad y luego dejarlo caer. Necesitamos que siga en nuestras vidas.

Cumplimos cuando respondemos al regalo de la Navidad con fe, amor y obediencia más profundos — tomando tiempo para leer las Escrituras, sirviendo a los necesitados o tratando de arreglar una relación rota. También cumplimos cuando renunciamos a lo que san Pablo llama “las obras de la carne” — la lujuria, los celos y los arrebatos de ira.

Una y otra vez en la historia, Dios hace una promesa, y luego la cumple. ¿Cuál será la historia de nuestra Navidad este año? ¿Viviremos de acuerdo a ella?

From the Archive Module

FRENTE A LA CRUZ Permitan que la gracia de la Navidad permanezca con ustedes ms de un da 3447

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos