Upcoming Events View All
15
Convent Camino

Friday, 11/15/2019 at 6:00 PM

16
Reveal the Living Word with Fr. Phil Krill

Saturday, 11/16/2019 at 9:30 AM - 2:30 PM

16
The Conversation: A Catholic Perspective on End-of-Life Issues

Saturday, 11/16/2019 at 10:00 AM - 2:00 PM

16
St. Robert Bellarmine Ladies Council Quilt Bingo

Saturday, 11/16/2019 at 10:30 AM - 4:00 PM

16
Memorial Mass - Fr. Tom Nelson, C.M.

Saturday, 11/16/2019 at 11:00 AM - 2:00 PM

16
Holy Infant Cash Bingo

Saturday, 11/16/2019 at 7:00 PM - 10:00 PM

17
Spaghetti Dinner with Wine Tasting

Sunday, 11/17/2019 at 2:00 PM - 5:00 PM

18
Managing Grief During the Holidays

Monday, 11/18/2019 at 6:00 PM - 7:00 PM

20
St. Joseph Luncheon Speaker Series

Wednesday, 11/20/2019 at 12:30 PM - 1:00 PM

21
Fiat Women's Group

Thursday, 11/21/2019 at 8:00 AM - 9:00 AM

FRENTE A LA CRUZ | Dios quiere caminar con nosotros durante los momentos difíciles de nuestras vidas

A medida que nos aproximamos a la Semana Santa, las lecturas nos enseñan que Dios nos salva a través de la muerte de Jesús

A medida que nos acercamos al Domingo de Ramos, las lecturas diarias están llenas de episodios de prueba y salvación, una suerte de cuenta regresiva de “Las 10 mejores lecturas” de la Semana Santa.

Una de ellas es la historia de Susana, quien fue acusada falsamente de adulterio y condenada a muerte. Ella le imploró a Dios y fue salvada por la intervención de Dios a través de Daniel.

Allí está la historia del pueblo de Israel en el desierto, cuando fueron castigados con la aparición de serpientes por su infidelidad. Ellos clamaron a Dios, quien hizo que Moisés montara una serpiente de bronce en un palo. Cualquiera que mirara la serpiente de bronce después de ser mordido, viviría.

Esta también la historia de Sadrac, Mesac y Abednego, quienes fueron lanzados a un horno ardiente por el Rey Nabucodonosor cuando se rehusaron a adorar una estatua dorada preparada por él. Ellos rezaron pidiendo ayuda y Dios envió un ángel para preservarlos en medio del fuego.

Ahí está la historia de Jeremías, cuando el pueblo lo denunció y conspiró en su contra. Él confió en Dios, quien preservó su vida para que pudiera transmitir el mensaje profético que Dios le había dado.

Una línea de Jeremías resume el tema común de las lecturas del Antiguo Testamento de esta semana: “Canten al Señor, alaben al Señor, porque Él ha rescatado la vida de los pobres del poder de los perversos.”

Todas estas historias preparan el escenario para la experiencia de Jesús en la Semana Santa y todo sucede para instruírnos. Jesús fue también liberado de la muerte. Y, en Jesús, nosotros también podemos ser librados de todo mal.

Y esto no es una publicidad falsa. La forma en la que Dios liberó su pueblo en el Antiguo Testamento no es la misma en la que lo hace en el Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento, Él lo salva de la muerte; en el Nuevo Testamento, Él lo salva a través de la muerte. Él nos da una victoria mayor, pero también enfrentamos un desafío mayor.

Jesús es el mejor ejemplo que las cosas malas todavía le suceden a las personas buenas. En las lecturas del evangelio de esta semana, las cosas no van bien. Jesús aclara cada vez más quien es Él, y lo que la gente debe hacer, pero los fariseos no lo siguen. A diferencia de otras conversaciones en el evangelio según San Juan (la mujer en el pozo, el hombre que nace ciego, Nicodemo), esta no es una historia de aceptación progresiva y profunda de Jesús. Es un caso de endurecimiento progresivo de los corazones. A cada paso los fariseos, así como Poncio Pilatos, rehusaron la invitación de Jesús a profundizar.

La tensión se desatará con furia durante la Semana Santa. Sin embargo, paradójicamente, esa misma furia alimentará la victoria final de Jesús. El mostrará que Dios no solo salva a su pueblo de la muerte, también los salva a través de la muerte. Este no es un mensaje de consuelo, pero es un mensaje que nos conforta.

En las próximas dos semanas, la invitación es a permitirle a Dios entrar en los momentos difíciles de nuestras vidas — ¡y todos los tenemos! Algunas veces oímos la voz del enemigo: “Si Dios te amara, estas cosas malas no deberían estar sucediendo”, pero eso es una mentira. La verdad es que Dios quiere caminar con nosotros en esos momentos difíciles, justamente como Él lo hizo con Jesús, y caminar a través de esos momentos hasta conseguir la victoria del otro lado.

Dios siempre ha liberado a su pueblo. Sin embargo, algunas veces Él nos libera a través de los tiempos difíciles, más que liberarnos de los tiempos difíciles. A medida que las lecturas comienzan a prepararnos para la Semana Santa, este es un buen momento para pensar en cómo podemos permitirle a Dios caminar con nosotros en los momentos difíciles de nuestras vidas.

From the Archive Module

FRENTE A LA CRUZ Dios quiere caminar con nosotros durante los momentos difciles de nuestras vidas 3844

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos