Upcoming Events View All
27
St. Vincent de Paul, Dutzow, Drive-Up Chicken Dinner

Sunday, 09/27/2020 at 11:30 AM - 6:30 PM

30
Certificate in Spiritual Direction

Wednesday, 09/30/2020 at 7:00 PM

3
7th annual 5k and 1 mile Run/Walk for DePaul USA

Saturday, 10/03/2020 at 7:00 AM

4
Life Chain

Sunday, 10/04/2020 at 2:00 PM - 3:00 PM

10
ITEST Fall webinar

Saturday, 10/10/2020 at 1:00 PM - 4:00 PM

FRENTE A LA CRUZ | ¿Cómo respondemos a las sorpresas de Dios en nuestras vidas?

La historia de la salvación nos muestra que Dios está lleno de sorpresas

Una de las delicias infantiles de la Navidad es que está llena de sorpresas. Las lecturas de la tercera semana de Adviento hablan de ese sentido de sorpresa.

Balaam es utilizado para maldecir a Israel. En su lugar, les da una bendición y les anuncia una profecía. ¡Sorpresa!

Jacob está a punto de morir y les da una última bendición a sus hijos. Él no le da la bendición más importante a su primogénito, como era lo esperado. En su lugar, se la da a Judá, su cuarto hijo, y profetiza que él gobernará sobre sus hermanos. ¡Sorpresa!

Mateo nos da la genealogía de Jesús. Hay varios puntos clave que incluyen a mujeres que, por una u otra razón, podrían haber sido consideradas impuras. La línea del Mesías pasa a través de ellas de cualquier manera. ¡Sorpresa!

Sansón y Juan el Bautista fueron concebidos por mujeres que hasta ese momento eran consideradas estériles. ¡Sorpresa!

Ahaz se rehúsa a pedirle a Dios una señal de Su dominio — para no tener que seguir a Dios cuando le fuese dada la señal. Así que Dios declara la señal a través del profeta Isaías: la virgen concebirá y dará a luz un Hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel. Aún la traducción de la historia de ese pasaje es una sorpresa: en el hebreo original podría haber sido traducido simplemente como “joven doncella”, pero cuando los eruditos judíos lo tradujeron al griego — y la traducción fue hecha siglos antes del nacimiento de Jesús — lo hicieron como “virgen” ¡Sorpresa!

Las lecturas de esta semana, y las historias familiares de la Navidad, están llenas con suficientes sorpresas para satisfacer cada corazón infantil.

Sin embargo, si hablamos de las sorpresas al niño dentro de nosotros, como adultos también sabemos que la pregunta clave de la fe es la siguiente: ¿Cómo manejamos las sorpresas?

Después de todo, el faraón recibió sorpresas durante el tiempo del éxodo. El cerró su corazón a la gracia de Dios.

Saúl recibió una sorpresa cuando se dirigía a Damasco para perseguir a la joven Iglesia. Eso lo dejó extremadamente sorprendido y confuso, aunque eventualmente abrió su corazón y aceptó la gracia de Dios.

María recibió una sorpresa cuando el ángel la visitó. En 90 segundos ella sometió todo su ser — cuerpo y alma — al plan de Dios.

¿Qué pasa con nosotros? ¿Qué aprendemos de estos y otros muchos ejemplos en la historia de la salvación — y quizás en las personas de nuestras propias vidas — acerca de cómo responder de la mejor manera, y cómo no responder, a las sorpresas que se nos presentan en nuestras vidas?

Hay tres puntos clave que podemos considerar a medida que se acerca la Navidad:

1) ¿Estoy atento a Dios en mi día a día — estoy listo para ser sorprendido?

2) ¿Soy receptivo a las sorpresas que Dios me da — tengo la disposición de hacer un alto y considerarlas cuando vienen?

3) ¿Respondo a las sorpresas que Dios coloca en mi camino? — ¿o me resisto porque son inconvenientes?

La historia de la salvación muestra que Dios está lleno de sorpresas. Permanezcamos abiertos a las sorpresas que Él tiene para nosotros en estos días.

Related Articles Module

From the Archive Module

FRENTE A LA CRUZ Cmo respondemos a las sorpresas de Dios en nuestras vidas 4784

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos