Upcoming Events View All
8
Forming Men for Christ

Thursday, 11/08/2018 at 6:30 AM - 7:45 AM

8
Magnificat Women’s Prayer Breakfast

Saturday, 12/08/2018 at 9:00 AM - 12:00 PM

2
Catholic Men for Christ Conference

Saturday, 02/02/2019 at 9:00 AM

9
2019 Catholic Women for Christ

Saturday, 03/09/2019 at 9:00 AM

FRENTE A LA CRUZ | Arrepentimiento, reparación, nuevas estructuras de responsabilidad

Se pedirá la ayuda de los laicos para limpiar un desastre que ellos no hicieron

Heredamos los pecados de nuestros padres. Eso no es solo una doctrina teológica, es un hecho psicológico. Eso no nos gusta y no es justo, pero sabemos que es verdad.

Nosotros también cargamos el peso de los pecados de los demás. Sabemos esto por nuestros hermanos, hermanas y amigos: sus pecados le dan forma al mundo en el cual crecimos y vivimos, y nuestros pecados los moldean. Sabemos esto perfectamente con el pecado del racismo en la ciudad de St Louis y en nuestra nación. No hay tal cosa como un pecado puramente personal — la comunidad en general siempre paga el precio.

Nos encontramos en una situación similar cuando hablamos del Informe del Gran Jurado de Pensilvania. Los obispos y sacerdotes cometieron pecados de la peor clase: cometieron abuso sexual, permitieron el abuso sexual y se hicieron de la vista gorda ante los abusos sexuales. Sin embargo, mientras que los obispos y sacerdotes cometieron estos pecados, otros tendrán que cargar el peso de sus pecados. Los seminaristas de hoy en día, por ejemplo, pasaran todo su sacerdocio ayudando a la Iglesia a recuperarse de pecados que ellos no cometieron. Y a los laicos se les pedirá que ayuden a limpiar un desastre que ellos no hicieron.

La situación llama al arrepentimiento, a la reparación y a nuevas estructuras de responsabilidad.

El arrepentimiento solo puede venir de aquellos que cometieron los pecados. Esta es una de las reglas principales del sacramento de la reconciliación: si no hay arrepentimiento, no hay absolución.

Sin embargo, para la reparación, necesitamos solicitar su ayuda. Sabemos que no es justo de mi parte pedirles a los inocentes que limpien las culpas de los demás, y aun así necesitamos pedir su ayuda. Sabemos que esta clase de reparación — la ayuda de los inocentes para compensar por los pecados de los culpables — está profundamente enraizada en nuestra fe. A continuación, daremos tres ejemplos sencillos: 1) Jesús no vino a cargar sus propios pecados. El vino para llevar el peso de los nuestros, y a nosotros se nos solicitó seguirlo. 2) Hemos sido bautizados en un solo cuerpo. Como todos sabemos cuando una parte del cuerpo falla, otra parte del cuerpo tiene que compensar la falla. 3) Cuando recibimos una indulgencia se aplican los méritos de Cristo y de los santos a nuestros pecados: Los inocentes contribuyen con sus méritos para ayudar a salvarnos a nosotros, los pecadores.

Su ayuda puede hacer la diferencia. Así que le estoy pidiendo su ayuda. Una forma de hacerlo es participando en una misa de reparación, como la que se llevó a cabo el 7 de septiembre en la Catedral-Basílica de St. Louis. Una misa de reparación utiliza oraciones especificas para buscar el perdón de los pecados.

En términos de nuevas estructuras de responsabilidad, todavía no sabemos cuáles serán esas estructuras. ¿Hay adelantos desde el 2002? Sí, los hay. He detallado algunos de ellos anteriormente. Nuestra política arquidiocesana con respecto a la protección de los niños es estricta, exhaustiva e incluye múltiples puntos de responsabilidad.

La Junta de Revisión Arquidiocesana — la cual está formada en su mayoría por laicos que no son empleados de la arquidiócesis, con experiencia en el cumplimiento de la ley, ética médica, psicología, psiquiatría y en diagnóstico y tratamiento del abuso sexual juvenil — revisa cualquier denuncia de abuso sexual del clero y me aconseja en cuanto a esas denuncias. Siempre he seguido sus recomendaciones. En el otoño del 2017 un antiguo miembro del FBI realizó una revisión completa de nuestra protección a los niños y de las políticas y procedimientos de la Junta de Revisión, y nuestro programa fue considerado exhaustivo y completo.

¿Es esto suficiente? Obviamente no. Por esa razón invité al fiscal general de Missouri a revisar los archivos y procedimientos de la arquidiócesis. Necesitamos ser transparentes y responsables, y estamos dispuestos a serlo. Yo he tenido y continuaré teniendo conversaciones — al igual que los obispos de todo el país — acerca las estructuras adicionales que puedan ser necesarias.

Uno de los temas centrales en las lecturas de esta semana es del Evangelio de San Lucas, y habla acerca de cómo Dios eleva a los humildes y derriba a los poderosos. Los poderosos ya han hecho un muy buen trabajo derribándose a sí mismos. Estoy pidiendo su ayuda para tratar de levantar a los humildes.

From the Archive Module

FRENTE A LA CRUZ Arrepentimiento reparacin nuevas estructuras de responsabilidad 2924

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos