Upcoming Events View All
23
30
St. Vincent de Paul, Dutzow, Annual Dinner Auction

Saturday, 07/30/2022 at 5:00 PM - 10:00 PM

8
Nov 8 FFE Eco-Speaker

Tuesday, 11/08/2022 at 6:30 PM

SIRVAN AL SEÑOR CON ALEGRÍA | El ejemplo de María nos ayuda a recibir, cuidar y llevar adelante nuestras vidas en Cristo

Comprometámonos con el patrón Mariano de vida al dar nuestro consentimiento el Día de Navidad y todo el año

Queridas hermanas y hermanos en Cristo:

Las lecturas de la Escritura esta semana nos hacen viajar con María.

Hay un patrón importante en la vida de María, su significado marca el curso de la vida Cristiana: ella recibió la Palabra de Dios, cuidó la vida de Él en su cuerpo y trajo a Jesus para la salvación del mundo. Si vamos a conservar a Cristo en la Navidad — ¡y deberíamos hacerlo! — entonces es importante para nosotros pensar cómo podemos recibir, cuidar y llevar adelante la vida de Cristo en nuestras propias vidas.

En la oración en silencio, por ejemplo, permitimos que el Espíritu Santo cubra nuestros corazones y mentes. En la Eucaristía, recibimos el Cuerpo de Cristo en nuestra propia carne. En oración con las Escrituras, cuidamos la vida de Cristo en nuestra mente e imaginación. En obras de servicio, prometemos y servimos a Cristo en los demás. En todas las tareas diarias de la vida familiar y de trabajo podemos seguir el ejemplo de María en nuestra vida: recibir, cuidar y llevar adelante la vida de Jesús.

Por supuesto, el patrón al que fue llamada María requería su consentimiento — no fue algo que solamente le sucedió a ella — lo mismo es verdad para nosotros. Podemos recibir a Jesús o rechazarlo. Podemos cuidar la vida de Él, dentro de nosotros o detener su crecimiento. Podemos llevarlo a los demás o mantenerlo en nosotros mismos.

A María se le concedió la pureza desde el momento de su concepción; entonces, con la gracia de Dios, ella preservó esa pureza a través de toda su vida. Su pureza llevó al poder de su consentimiento, y el poder de su consentimiento llevó a la profundidad de su influencia en el transcurso de la historia de la salvación. Nosotros, de otra manera, necesitamos aumentar esa pureza, cooperar con la gracia que Dios nos da. Al crecer en pureza, el poder de nuestro consentimiento aumenta. Y el poder de nuestro consentimiento aumenta a medida que ejercemos una influencia aún más profunda en las vidas de aquellos que nos encontramos. El mundo esperó el consentimiento de María y recibió a Cristo a través de ella. ¡El mundo espera nuestro consentimiento para recibir a Cristo a través de nosotros!

La mañana del 24 de diciembre, escucharemos una lectura acerca del deseo del Rey David para construir un Templo para Dios. Al hacer la última lectura diaria antes de la Navidad, la Iglesia intenta aumentar esta pregunta para nuestra contemplación: ¿dónde habitará Dios? La respuesta es: Dios habita en el Templo, en María y en el pesebre. Y lo que Dios quiere, a fin de cuentas, es habitar en nosotros.

Conservar a Cristo en la Navidad es una meta valiosa, ¡pero es más difícil de lo que se dice! No es solamente un asunto de mantener nuestro enfoque en un evento que sucedió hace mucho tiempo. Eso es, sin embargo, nuestro enfoque en el nacimiento de Cristo en Belén también quiere decir que nos enfoquemos en nuestras propias vidas en recibir, cuidar y llevar adelante la vida de Cristo en todo lo que decimos y hacemos.

Comprometámonos al patrón Mariano de vida — dando nuestro consentimiento el Día de Navidad, y todo el año.

¡Feliz Navidad!

From the Archive Module

SIRVAN AL SEOR CON ALEGRA El ejemplo de Mara nos ayuda a recibir cuidar y llevar adelante nuestras vidas en Cristo 7150

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos