Upcoming Events View All
8
9
St. Anne Parish Picnic

Sunday, 06/09/2019 at 11:00 AM - 5:00 PM

13
Forming Men for Christ

Thursday, 06/13/2019 at 6:30 AM - 7:45 AM

20
Fiat Women's Group

Thursday, 06/20/2019 at 8:00 AM - 9:00 AM

30
Lives of Service, Lives of Joy!

Sunday, 06/30/2019 at 4:00 PM - 7:00 PM

15
Fiat Women's Group Morning of Recollection

Thursday, 08/15/2019 at 8:00 AM - 12:00 PM

FRENTE A LA CRUZ | Las buenas nuevas acerca de la muerte y resurrección de Jesús son tan reales y relevantes como siempre

Aunque la tecnología ha avanzado, la naturaleza humana y el efecto del pecado son los mismos

Liderazgo corrupto, más interesado en mantener el poder que en reconocer la verdad. Difusión de noticias falsas. Príncipes de la Iglesia que no están a la altura del supremo llamado de Dios. Mujeres que brindan un mensaje de vital importancia y no se les cree.

Esta no es una descripción de los titulares de este año. Es una descripción de la primera Pascua, tomada de las lecturas de la Semana Santa. Parece que las cosas no han cambiado mucho en 2.000 años, pero justamente ese es el punto. La tecnología ciertamente ha cambiado las circunstancias externas de nuestras vidas. Sin embargo, la naturaleza humana no ha cambiado, y el efecto del pecado en el comportamiento humano tampoco ha cambiado.

Es fácil dar múltiples ejemplos. La Carta a los Hebreos, escrita probablemente cerca del año 60 d.C., incluye una recomendación a no dejar de congregarnos para la misa, “como es la costumbre de algunos” (ver Hebreos 10:25). San Juan Crisóstomo, quien escribió al final de los años 300 y al principio de los 400, le dijo a su congregación: “No, no es la misma cosa orar en la casa que orar en la Iglesia” (vea el Catecismo de la Iglesia Católica #2179). San Agustín, al escribir acerca del matrimonio en el año 401, enumeró casi exactamente los mismos pecados sexuales de nuestros días. El Beato John Henry Newman, al escribir acerca del relativismo durante el siglo XIX, igualmente podría estar diagnosticando los problemas del pensamiento moral en el siglo XXI.

Si esto suena como malas noticias todavía existe otra cara de la moneda. Así como la naturaleza humana y el pecado no han cambiado en 2.000 años tampoco lo ha hecho la realidad y la importancia del mensaje de la Pascua de Resurrección. ¡Cristo ha Resucitado!

Además de Dios, el pecado y la muerte parecen ser el último e ineludible horizonte de la vida humana. Nosotros lo experimentamos, en nosotros mismos y en los demás.

La buena noticia es que Dios ha surgido en ese horizonte. Jesús vino como Dios encarnado. El sufrió, murió y resucitó de entre los muertos. Él nos ofrece compartir su vida, una vida que conquista el pecado y la muerte.

Esta vida puede ser nuestra si creemos en Él, si nos hacemos miembros de su cuerpo a través del bautismo y si luego lo seguimos tanto en nuestra práctica religiosa como en nuestras acciones cotidianas. Esta tarea es nuestra esperanza: A través de Él, tenemos la oportunidad de escapar de las garras del pecado y de la muerte, pero si nos alejamos de Él, esa esperanza se desvanece. “En ningún otro hay salvación.” (Hechos 4:12)

Dos mil años después, las malas noticias acerca de los pecados de la humanidad no han cambiado fundamentalmente. Asimismo, dos mil años más tarde las buenas nuevas acerca de la muerte y resurrección de Jesús son tan reales y relevantes como siempre. ¡Cristo ha Resucitado! Feliz Pascua de Resurrección.

From the Archive Module

FRENTE A LA CRUZ Las buenas nuevas acerca de la muerte y resurreccin de Jess son tan reales y relevantes como siempre 3902

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos