Upcoming Events View All
25
Bash for Bolivia

Saturday, 08/25/2018 at 5:30 PM - 9:00 PM

FRENTE A LA CRUZ | La gloria se manifiesta por igual en las pruebas y en la victoria

Ellos conspiraron para asesinarlo.

De una u otra forma, esta frase aparece cuatro veces en las lecturas de esta semana. Es utilizada con relación al profeta Jeremías, José y su abrigo de muchos colores, y finalmente en el hijo del terrateniente en una de las parábolas de Jesús.

Esto plantea una pregunta para nosotros: ¿Cómo pensamos acerca de la "gloria"?

A menudo, cuando pensamos acerca de la gloria, solamente estamos pensando en la victoria: la victoria de un equipo de atletismo, el éxito en un trabajo, la gloria de la Resurrección.

Sin embargo, la verdad bíblica completa dice que las pruebas que suceden primero son también parte de la gloria. Recordar esto será de gran ayuda cuando nos toque enfrentar nuestras propias pruebas.

Jeremías fue uno de los más grandes profetas del Antiguo Testamento. Bien sea que se cuenten el número de capítulos, versos o palabras, el libro de Jeremías es uno de los más largos de la Biblia. Sin embargo, Jeremías fue perseguido repetidamente en su tiempo. Inclusive la gente trató de matarlo. Él trajo un mensaje de gran importancia en un momento crucial en la historia de Israel, y ese mensaje no fue popular. Su persecución por causa de la palabra de Dios es parte de su gloria, y no simplemente un preludio de ella.

José es una de las más grandes figuras del Antiguo Testamento. Dios salvó a Israel de la hambruna a través de su ascenso al poder en la corte del faraón, pero los hermanos de José planificaron su muerte y luego, en lugar de matarlo, lo vendieron como esclavo. Y esto es instructivo: Inmediatamente después que oímos su historia el viernes, el salmo nos hace proclamar: "Recuerda las maravillas que ha hecho el Señor". Dios hace maravillas, aun en el medio de esta terrible acción. El juicio de José, y como él lo maneja, es parte de su gloria, no solo un preludio de ella.

Las historias de Jeremías y José presagian la gloria de Jesús. Jesús les dice a sus apóstoles que va a Jerusalén a ser perseguido y asesinado. El Evangelio según San Juan puntualiza repetidamente que todo esto es parte de la gloria de Jesús (vea los capítulos 12, 13 y 17).

Estos tres ejemplos sugieren una definición. La gloria, en el sentido bíblico, es la manifestación de la bondad de Dios. Y la bondad de Dios se manifiesta igualmente en las pruebas y en las victorias. Nos alegramos de ver el triunfo del bien sobre el mal, más dramáticamente en la Resurrección. Esta es la gloria de Dios irrumpiendo en el mundo. Así cuando los mártires mueren llenos de fe, también es la gloria de Dios irrumpiendo en el mundo.

Esto puede ser de una tremenda ayuda para nosotros cuando enfrentamos nuestras propias pruebas, individual y colectivamente como Iglesia. La gloria de Dios puede ser revelada en nuestras pruebas — en cómo las soportamos y en cómo damos testimonio de fe durante ellas. La gloria no solamente viene después que la prueba ha terminado. A la luz de la Resurrección, la gloria se revela en la prueba misma.

Cuando Judas deja la última cena para traicionar al Señor, Jesús dice: "Ahora el Hijo de Dios es glorificado, y Dios es glorificado en Él" (Juan 13:31). Jesús habló acerca de la gloria, nos mostró su gloria — no solo en la Resurrección, sino también en la cruz. Oigamos y sigamos a Jesús. Entonces, si algún día tenemos que sufrir por la fe — pues bien, será glorioso. 

RELATED ARTICLE(S):BEFORE THE CROSS | Glory is manifested equally in trials and victory

Related Articles Module

Recent Articles Module

Other Recent Archbishop's Column Articles View All

From the Archive Module

FRENTE A LA CRUZ La gloria se manifiesta por igual en las pruebas y en la victoria 1153

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos