Upcoming Events View All
13
Seeding Change: The Power of Conscious Commerce

Tuesday, 04/13/2021 at 7:00 PM

SIRVAN AL SEÑOR CON ALEGRÍA | El Triduo es una manera especial de entrar en la muerte y resurrección de Jesús

Este año, consideremos como somos llamados a ‘infundir la vida de Dios’ en las cosas que hacemos

Queridos Hermanos y Hermanas en Cristo,

Esta semana celebro mi primera Misa Crismal y mi primer Triduo con ustedes.

La Misa Crismal — en la cual consagraré los santos óleos para el próximo año — incluye un momento simbólico muy poderoso durante el cual soplo sobre los aceites. Es un recuerdo del Génesis, del momento en el que Dios sopló en el hombre el aliento de vida.

Si no se comprende adecuadamente, este momento puede parecer raro o inadecuado. Sin embargo, al comprenderlo apropiadamente puede ser un momento de temor de Dios. Un aspecto de ese temor de Dios tiene sus raíces en la humildad hacia mí mismo: ¿quién soy yo, después de todo, para “infundir vida” en esos aceites — óleos o aceites que alcanzarán y traerán la gracia de Dios a la gente en toda la arquidiócesis en los momentos de vida y muerte? Al soplar sobre los aceites, le doy el significado de dar mi vida por y para todos en esos momentos. ¡Seguramente, ningún ser humano está a la altura de esa tarea!

El otro aspecto de ese temor de Dios tiene sus raíces en la absoluta confianza en Dios: en última instancia es un don de Dios, que Él me pide que le otorgue. Y Dios es completamente capaz de infundir vida en los aceites, y alcanzar y tocar a la gente y estar presente para ellos en esos tiernos momentos de vida y muerte. Alejarme de esa tarea por causa de mis limitaciones sería una demostración de falta de confianza en Dios.

De alguna forma, ese mismo temor de Dios viene a ser lo que cada sacerdote experimenta cuando dice: “Tomad y comed todos de él porque este es mi cuerpo que será entregado por ustedes” ¡No podríamos nunca decir esas palabras por nuestra cuenta! Sin embargo, por la gracia del sacerdocio, las palabras de Jesús se hacen nuestras. Cada sacerdote solo puede decir estas palabras con la mayor humildad hacia sí mismo y con absoluta confianza en el Señor. Cuando soplo sobre los aceites, no es más ni menos audaz que lo que hace el sacerdote en cada Misa.

La conexión es importante porque la Misa Crismal es el momento en el que celebramos y nos dedicamos otra vez nosotros mismos al orden sacerdotal. Así que les pido que recen por mí, y por todos los sacerdotes, que podamos llevar el temor de Dios — hecho de partes iguales de humildad y confianza — en cada aspecto de nuestro ministerio. También les pido considerar que todos los bautizados son llamados a “infundir la vida de Dios” en las cosas de nuestros días — vida familiar, trabajo, tareas del hogar, horas libres y así sucesivamente — con similar humildad y confianza.

El Triduo es, por supuesto, una manera especial de conmemorar la muerte y resurrección de Jesús. ¡De alguna manera es lo que hemos estado haciendo todo el año! Sin embargo, es apropiado llevar los eventos y experiencias del año pasado al Triduo en una forma especial este año. Estamos más conscientes que nunca de lo mucho que necesitamos el poder de la muerte y resurrección de Jesús en nuestras vidas y en nuestro mundo.

Todos estamos presurosos de dejar atrás el año pasado, pero de alguna manera espero que no lo hagamos. La muerte y resurrección de Jesús están destinadas a ser el patrón permanente de la vida cristiana. Para nosotros sería mejor no solo dejar el año pasado atrás, sino más bien aprender de él y llevar adelante sus lecciones. ¿Cómo podemos entrar mejor en la muerte y resurrección de Jesús diariamente, y no solo una vez al año? Quizás es algo en lo que todos podemos reflexionar al celebrar el Triduo juntos por primera vez.

From the Archive Module

SIRVAN AL SEOR CON ALEGRA El Triduo es una manera especial de entrar en la muerte y resurreccin de Jess 6321

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos