Upcoming Events View All
16
St. Vincent DePaul Annual Golf Tournament

Monday, 09/16/2019 at 10:00 AM - 6:00 PM

18
St. Joseph Luncheon Speaker Series

Wednesday, 09/18/2019 at 12:00 PM - 1:00 PM

19
Fiat Women's Group

Thursday, 09/19/2019 at 8:00 AM - 9:00 AM

21
CHRIST ALIVE Women’s Witness Prayer Breakfast

Saturday, 09/21/2019 at 9:00 AM - 12:00 PM

22
Annual Silver and Golden Jubilee Mass

Sunday, 09/22/2019 at 2:30 PM

26
Luncheon for Life on Thursday

Thursday, 09/26/2019 at 11:00 AM - 2:00 PM

26
St. Vincent DePaul Parish Mission - three days

Thursday, 09/26/2019 at 4:30 PM -
Saturday, 09/28/2019 at 12:30 PM

27
Fall Food Festival

Friday, 09/27/2019 at 5:30 AM - 9:00 AM

27
St. James the Greater Fall Fest

Friday, 09/27/2019 at 6:00 PM - 11:00 PM

28
The Conversation: A Catholic Perspective on End-of-Life Issues

Saturday, 09/28/2019 at 10:00 AM - 2:00 PM

FRENTE A LA CRUZ | Al recibir y seguir a Jesús nos transformamos en arca de la alianza

En este sentido, las lecturas de la fiesta de la Asunción nos invitan a imitar a María

Esta semana, el 15 de agosto, celebramos la fiesta de la Asunción.

Uno de los temas para esta fiesta es “el arca de la alianza”, y es útil para comprender como se desarrolla este tema.

El arca de la alianza fue diseñada por Moisés de acuerdo con los planes dispuestos por Dios. Contenía las tablas de los 10 mandamientos y parte del maná del desierto. Era un símbolo especial de la presencia de Dios en el medio de la gente. David trajo el arca a Jerusalén, y Salomón la colocó en el templo.

Eventualmente el arca se perdió, pero hizo un espacio para la próxima etapa de la historia de la salvación: María se transformó en la nueva arca de la alianza porque mantuvo dentro de ella no solo los artefactos de la acción salvadora de Dios, sino al mismo Dios, el salvador.

El paso final del desarrollo de este tema se revela por una curiosa interacción en el evangelio. Al reconocer que Jesús es el salvador, y que por lo tanto María es especial, una mujer gritó: “Bendito el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron”. Esto parece bastante justo. María es la nueva arca de la alianza, ¿no es verdad? Sin embargo, fíjense como responde Jesús: “Mas bien, benditos aquellos que escuchan la palabra de Dios y la siguen”.

Él no dice que María no esta bendita. Él dice que la razón más profunda por la que ella es bendecida no es su relación física con Jesús, que excluye a todos los demás. La razón es más bien, su relación espiritual con Jesús. María, más que nadie, escuchó y siguió la palabra de Dios. Jesús simplemente dice que la invitación está abierta para todos.

Este es el plan de Dios para cada uno de nosotros: recibir a Jesús, la Palabra hecha carne, y seguirlo. Si cumplimos con este plan, cada uno de nosotros se transforma en arca de la alianza. María recibió y llevó a Jesús en su cuerpo; nosotros recibimos y llevamos a Jesús en nuestras almas, pero para hacerlo necesitamos escuchar la palabra de Dios y seguirla - no la palabra del St. Louis Post-Dispatch o la del Wall Street Journal, o la de las noticias de Fox o CNN.

Esto muestra que la fiesta de la Asunción tiene que ver con cada uno de nosotros. Jesús resucitó de entre los muertos, y ascendió al cielo. Entonces María, quien recibió la Palabra de Dios y la siguió, lo siguió a Él: Fue elevada al cielo en cuerpo y alma. Entonces, esta es la esperanza de Dios y el plan para cada uno de nosotros: recibir a Jesús en nuestras almas, como lo hizo María: ser obediente a Él, como María; y ser llevados al cielo, un día, en cuerpo y alma, como María.

Queridos amigos, ese es el deseo del corazón de Dios para cada uno de nosotros. La asunción de María es la promesa de que eso puede suceder. El camino para ello es convertirnos en arca de la alianza — al escuchar y seguir la palabra de Dios. Rezo para que cada uno de nosotros se mantenga en ese camino.

Recent Articles Module

From the Archive Module

FRENTE A LA CRUZ Al recibir y seguir a Jess nos transformamos en arca de la alianza 4272

Must Watch Videos

Now Playing

    View More Videos